top of page
  • Foto del escritorPablo Petruccelli

La suerte


Un viejo cuento chino (si, uno mas) narra la historia de un granjero al que se le había escapado un caballo. Su vecino cuando se enteró dijo, -Que mala suerte, a lo que el granjero contestó -"Tal vez".


Al día siguiente, el caballo que se escapó, regresó con 10 caballos salvajes. Su vecino en este caso le dijo, -pero que buena suerte tienes!. A lo que el granjero contestó: "Tal vez"

Al otro día, el hijo del granjero, intentando domar uno de los caballos salvajes, se cae y se rompe una pierna, entonces el vecino le dice: -Que desgracia, que mala suerte!!. Una vez mas el granjero contesta -"Tal vez".

Finalmente, al día siguiente legan al pueblo emisarios del ejercito a reclutar jóvenes para ir al frente, una guerra de la que era muy poco probable sobrevivir. Al hijo del granjero no lo reclutaron porque tenia la pierna rota. El vecino al enterarse le dice: - el ejercito se llevo a los hijos de todos los miembros de la comunidad menos al tuyo, que buena suerte!!. El granjero contesta -"Tal vez.

La conclusión es que es imposible saber si algo que nos sucede es buena o mala suerte, es imposible conocer las consecuencias de algo malo que nos sucede como es imposible conocer las consecuencias de algo bueno que nos pasa. Las cosas aparentemente malas que nos pasan habitualmente nos sumergen en un estado de depresión que no nos permite ver las oportunidades, así como también las cosas buenas ns provocan un estado de euforia que nos ciega y nos impide ver los riesgos de la situación.

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page