top of page
  • Foto del escritorPablo Petruccelli

100 cosas que NO haré cuando sea un Señor del Mal -Parte II



  1. No importa lo atractivos que ciertos miembros de la rebelión sean, probablemente hay alguien igual de atractivo que no está desesperado por matarme. Luego me lo pensaré dos veces antes de ordenar que un prisionero sea enviado a mi dormitorio.

  2. Nunca construiré sólo uno de cualquier cosa importante. Todos los sistemas tendrán paneles y baterías redundantes. Por la misma razón, siempre llevaré al menos dos armas completamente cargadas en todo momento.

  3. Mi monstruo mascota estará guardado en una prisión segura de la cual no pueda escapar y en la cual no pueda caer accidentalmente.

  4. Vestiré con ropas de colores brillantes y alegres, para sorprender a mis enemigos.

  5. Todos los conjuradores divagantes, terratenientes torpes, bardos sin talento y ladrones cobardes serán ejecutados de forma preventiva. Mis enemigos seguramente abandonarán su búsqueda si no tienen ninguna fuente de alivio cómico.

  6. Todas las taberneras inocentes y atractivas de mi reino serán reemplazadas por camareras malhumoradas y hartas del mundo que no proporcionarán refuerzos inesperados y subargumentos románticos al héroe o a su compañero.

  7. No me enfureceré y mataré al mensajero que traiga malas noticias sólo para demostrar lo malísimo que soy. Los buenos mensajeros son difíciles de encontrar.

  8. No requeriré a los altos mandos femeninos de mi organización que lleven sujetadores de acero inoxidable. La moral mejora con una forma de vestir más sencilla. De la misma forma, los trajes de cuero negro serán reservados para ocasiones formales.

  9. No me transformaré en una serpiente. Nunca ayuda.

  10. No me dejaré barbita. En los días antiguos te daba un aspecto diabólico. Ahora solo te hace parecer un miembro descontento de la generación X.

  11. No encerraré miembros del mismo grupo en el mismo bloque de celdas, y menos en la misma celda. Si son prisioneros importantes, conservaré la única llave de la celda yo mismo en lugar de repartir copias a todos los guardias inútiles de la prisión.

  12. Si mi hombre de confianza me dice que mis Legiones del Terror están perdiendo la batalla, le creeré. Después de todo es mi hombre de confianza.

  13. Si el enemigo que acabo de matar tiene un hermano menor o un hijo en algún lugar, lo encontraré y lo mataré inmediatamente, en lugar de esperar que crezca abrigando sentimientos de venganza contra mí cuando me encuentre en mi vejez.

  14. Si debo entrar en batalla, no lo haré al frente de mis Legiones del Terror, ni buscaré a mi contrario entre su ejército.

  15. Nunca seré caballeroso ni deportivo. Si tengo un super-arma imparable, la usaré tan pronto y tan a menudo como sea posible en lugar de reservarla.

  16. Una vez que mi poder esté asegurado, destruiré todos esos malditos dispositivos de viaje en el tiempo.

  17. Cuando capture al héroe, me aseguraré de capturar también a su perro, mono, hurón o cualquier animal asquerosamente listo capaz de desatar cuerdas y coger llaves.

  18. Mantendré una saludable cantidad de escepticismo cuando capture a la bella rebelde y ella me diga que le atrae mi poder y mi físico y que traicionará gustosamente a sus compañeros si le dejo participar en mis planes.

  19. Sólo contrataré caza-recompensas que trabajen únicamente por el dinero. Aquellos que trabajan por el placer de la caza tienden a hacer cosas tan estúpidas como conceder al otro una deportiva posibilidad de ganar.

  20. Me aseguraré de saber quién es responsable de qué en mi organización. Por ejemplo, si mi general la fastidia no sacaré mi pistola y le diré: “Y este es el precio del fracaso” dándome entonces la vuelta y matando a un subordinado cualquiera.

  21. Si un consejero me dice “Mi señor, es sólo un hombre, ¿qué puede hacer un sólo hombre?” Yo responderé “Esto” y mataré al consejero.

  22. Si advierto que un jovenzuelo ha empezado una aventura para destruirme, le mataré mientras sea un jovenzuelo, en lugar de esperar a que madure.

  23. Trataré cualquier bestia que controle mediante magia o tecnología con respeto y amabilidad. De forma que si el control se rompe, no venga inmediatamente a vengarse de mí.

  24. Si descubro la localización del artefacto que puede destruirme, no enviaré a todas mis tropas a apropiarse de él. Las enviaré a apropiarse de cualquier otra cosa y pondré un anuncio de “se busca” en el periódico local.

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page